Psicoterapia Sexual

Es un trabajo terapéutico integral, que busca orientar y colaborar con la persona o pareja que lo solicita.
Diferentes situaciones vinculadas con la sexualidad reciben el apoyo para resolverse y buscar una sanación integral.

Puedo ayudarte si:

-Tienes dificultades para encontrar y construir pareja
-Parejas que están atravesando por dificultades
-Insatisfacción sexual generalizada
-Eyaculación precoz
-Dolor y dificultades en el coito
– Problemas en la erección y disfunción eréctil
-Inapetencia sexual y deseo sexual hipoactivo
-Dificultades en el orgasmo, anorgasmia, aneyaculación y eyaculación retardada
-Desavenencias con la pareja en el deseo erótico
-Falta de habilidades eróticas
-Conflictos en la orientación sexual
-Problemas menstruales o de abordaje de las diferentes etapas del ciclo vital

A nivel mundial un alto porcentaje de la población posee algún tipo de dificultad sexual lo que es callado u ocultado, generalmente por vergüenza, desconocimiento, creencias.

Estas dificultades y/o trastornos provocan mucho sufrimiento personal, a pesar de ello y por motivos culturales se acostumbran a ocultar.
No se sabe hasta qué proporción pueden estar asociados a muchas depresiones no tratadas.

Es importante descartar en primer lugar si se trata de algún problema orgánico, en cuyo caso, el tratamiento debe ser efectuado en conjunto médico y psicoterapia.

No obstante, la mayor parte de los trastornos sexuales suelen estar provocados por problemas psicológicos o son debidos a factores asociados. En ocasiones, resulta difícil discernir si los problemas psicológicos que puedan tener una persona o una pareja son la causa de disfunciones sexuales, o si son estas dificultades las que han provocado los problemas personales o de relación con la pareja. Muchas veces el problema sexual es consecuencia directa de los problemas de relación de una pareja. Por esto es fundamental el apoyo de un especialista con experiencia

¿Qué es la terapia sexual? La terapia sexual consta de un conjunto de técnicas sicológicas, físicas y emocionales para colaborar con la persona y /o pareja.

La sexualidad es un aspecto importante para todas las personas. Cuando “no funciona” como nos gustaría, nos genera mucha angustia y malestar, agravado en muchas ocasiones con sentimientos de culpa y vergüenza.
Los problemas sexuales tratados con terapia sexual tienen un alto porcentaje de resultados positivos (por encima del 90%). Los principales trastornos sexuales tienen que ver con la excitación, el deseo o el orgasmo.

En cuanto a las parejas ,un factor a revisar es cuando disminuye la frecuencia o hay ausencia de relaciones sexuales, no hay deseo etc. Aunque muchas veces es signo de problemas comunicacionales o psicológicos.

El primero paso para recuperar una vida sexual plena en la pareja es reconocer que necesita de ayuda.